Manual de instrucciones

 

No se lleva mi paz

el que no estemos juntos.

La vida es corta,

el camino largo

la suerte incierta,

tus ojos color café.

Confío (con toda mi alma) en el universo

y en su habilidad de poner a cada uno en su lugar

y si mi lugar es a tu lado,

y el tuyo al mío

allí terminaremos:

rozando narices, aferrando nuestras manos.

No dudes nunca de mi amor,

que tengo mucho,

lo tenía guardado,

y se me escapó.

Le fascina correr hacia ti,

no se halla en otros caminos.

Del tiempo haz caso omiso,

porque como el vino,

nuestra felicidad,

si la merecemos,

la saborearemos despacio

sabiendo cuánto nos costó.

Y por nosotros no preguntes más, por favor,

porque existimos,

somos reales.

Invisibles, tangibles.

Atemporales e inoportunos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s